Co-working: ¿Compartir o atesorar tus ideas?

A veces, hay pensamientos que te rondan la cabeza un tiempo, se van, vuelven de nuevo… y en ese proceso te van dejando una sensación de Déjà vu bastante extraña. Desde hace como más de un mes ando escuchando por aquí y por allá, razones (absolutamente válidas todas) sobre lo que debemos compartir o mostrar al mundo y lo que debemos ocultar o lo que es lo mismo:

¿Debería compartir mis ideas en un mundo globalizado donde todos ayudásemos a mejorar dichas ideas o debería protegerlas del mundo para que yo sea el único que las posea y las explote?

Hoy voy a contaros algo que me pareció muy curioso escuchar en una reunión de pre-lanzamiento de productos en la que estuve presente hace bastante tiempo pero que recuerdo como si fuera ayer… (Como una es muy discreta, acuerdos de confidencialidad aparte, omitiré ciertos datos que a nadie le importan…)Dont

NOTA EXTRA: Algo que he descubierto es que cuando no tienes que ser participante en algo pero estás presente, tus capacidades de observación (y las mías son ya de por sí muy exhaustivas) se multiplican a niveles infinitos.

Vamos con la historia…

Imaginaos una mesa (no digo redonda porque es ovalada…) con los representantes de 3 departamentos distintos. El Departamento de investigación, el Departamento Comercial y el Departamento de Administración. Un nuevo producto va a salir al mercado y en dicha reunión se va a discutir qué pasos se han de tomar para que dicho lanzamiento sea un éxito.

reunion

Departamento de Investigación: Su postura era la de compartir. Recuerdo haber leído hace bastante un Tweet donde “alguien” hablaba sobre la necesidad de compartir tus ideas con otros y no de retenerlas como un usurero sólo para ti o tu empresa. Sin dar muchos detalles que tampoco vienen a cuento, digamos que su idea era la de, sin revelar el proceso de elaboración y creación del producto (lógicamente), dar a conocer a los demás la mayor cantidad de información posible sobre dicho producto.

Departamento Comercial: Su postura era la de retener. Tengo que decir, que aunque no comparta su opinión al 100% la respeto totalmente, ya que si ocurre un pequeño fallo o se nos escapa un dato de más, todo el tiempo que has invertido en crear a tu nuevo “bebé” se puede ir al traste por la “bendita” competencia maliciosa. Su postura era la de mostrar al resto lo menos posible salvo lo meramente necesario.

Departamento de Administración: Su postura variaba entre uno y otro, quizás en cierta manera por tener mucha más experiencia en ese campo o al menos es lo que yo creo. Estaba de acuerdo en sacar el producto con los datos necesarios para ello pero sin regalar la información a cualquiera, tan sólo a los clientes que comprasen el producto.

Si no os hubiera dicho los perfiles de cada uno de ellos, estoy segura de que después de contaros cómo actuaba cada uno en dicha reunión los habríais definido perfectamente. Y es que aunque para mí alguno tenía más razón que otro, las tres opiniones según el departamento eran totalmente válidas y lo que es mejor, la reunión sirvió para llegar a un acuerdo común entre las tres partes.

Tengo que decir, que si tuviera que elegir a alguno de los tres, mis ideas irían directamente hacia el Departamento de Administración (¿a saber por qué? jajaja). Creo que compartir con tu equipo todo lo que puedas por el bien común siempre es positivo, pero dentro de tu equipo.

La opción del Departamento de investigación, seguramente la compartiría si fuera ajena al entorno laboral donde la gente es excesivamente competitiva y arrastra a los demás por el fango en cuanto pueden por alcanzar un puesto superior. Ésta sería mi opción favorita, pero resulta demasiado idealista en un mundo tan malvado como el nuestro.

La última opción, como comentaba anteriormente, la entiendo por el Departamento al que se refiere, comprendo que el Departamento Comercial se debe encargar de atesorar sus productos y protegerlos del resto de carroña que amenaza constantemente a éstos pero también creo que cuanta más información des a tus clientes (con cuidado, claro está) siempre vas a mostrar una transparencia y una cercanía que es muy difícil de conseguir en éstos días.

Como comentaba al principio del post, una idea que me rondaba la cabeza constantemente…

¿Deberíamos compartir nuestras ideas? ¿Deberíamos atesorarlas para nosotros mismos por miedo a que nos las roben? ¿Deberíamos protegerlas de alguna manera?

Y lo que para mi es más importante…

Cuando trabajas en un equipo, cuando trabajas codo con codo con otros. ¿Deberías confiar en tus compañeros? ¿Deberías intentar aportar no ya el 100% sino el 200% a tu equipo o deberías reservarte algo para ti y luego poder destacar con ello delante de tus superiores?

Existen tantísimas respuestas posibles, pero lo que me interesa saber es…

TÚ, ¿Qué opinas?

Nos vemos en el siguiente post, te espero!

Anuncios

2 comentarios en “Co-working: ¿Compartir o atesorar tus ideas?

  1. Ya que preguntas… Te diré, que yo estoy a favor de compartir, la idea de exponer tus ideas para que entre todos se puedan mejorar y crecer todos juntos, pero como tu bien dices y yo suelo expresar con aquella canción que decía así “Hoy te quiero mostrar, un fantástico mundo…” o bien “Soñar, es viajar a un mundo…” jajajajaja en fin, comparto tu opinión, una vez más muy buena entrada.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s