RR.HH.

Universidad / FP vs Mercado laboral ¿Incompatibles?

Me gusta leer en papel (hermano Friki, no te ofendas, pero…) Me gusta escuchar la radio por las mañanas y leer el periódico mientras desayuno. Sé que las nuevas tecnologías están para algo, pero cuando se trata de leer en papel, me pongo en contra de cualquier otro aparatejo sustituto, sorry.

El lunes pasado, en mi lectura diaria del periódico, me encontraba con la siguiente noticia que, por supuesto, publiqué inmediatamente en Twitter:

CKWpL-JWwAA-Gg8

CKWpMfmW8AA4POb

Mi amigo David, respondió con la siguiente afirmación:

Profesores acomodados generan alumnos desmotivados. Y nos lo tiene que decir PISA para que algunos se den cuenta @ uffffff…

Y de ahí nace éste post! Explicaciones aparte, dicha situación me llevó a pensar en la experiencia que hemos tenido con la FP DUAL y por lo tanto, creí que era un buen momento para hacer una reflexión sobre el tema.

El destino del ser humano, desgraciadamente, parece que comienza cuando ni siquiera eres un ser completo. Tus padres empiezan a fantasear con tu futuro incluso antes de nacer y así uno va creciendo y formándose en una profesión “para el resto de su vida”. Hasta no hace mucho era frecuente escuchar a madres y padres decirte que si querías estabilidad, lo mejor era opositar a un puesto de funcionario público ya que era “para toda la vida”.

Pero vidas seguras y constantemente aburridas aparte, lo cierto es que desde que eres pequeño vas mostrando ciertas habilidades, gustos o preferencias que son lo que te impulsan a estudiar en una dirección u otra. Vale… y ahora, ¿qué?

DSC_0390_Iván_Melenchón_Serrano_MorgueFile

Cuando uno elige optar por un puesto de trabajo en una empresa, básicamente lo que tiene en cuenta son cosas como la responsabilidad, el horario, dónde se ubica, la vida social, familiar y por supuesto, el dinero. Pero cuando vas a formarte o a realizar unas prácticas en una empresa, todo eso no tiene repercusión y la elección se convierte en una ruleta rusa en la cual nunca sabes lo que te va a tocar.

Algo que experimenté tanto en mis prácticas de Grado medio como ahora en la FP Dual en Grado superior es que o la programación de los estudios está demasiado estandarizada o las empresas demandan a otro tipo de personal que no sale ni mucho menos preparado al terminar sus estudios.

Veréis, cuando terminé mi formación en Gestión Administrativa y fui a realizar mis prácticas, me encontré con que prácticamente todo lo que había aprendido en mis estudios no me sirvió para nada. Por un lado me vino bien, no creáis, me formó doblemente y me ayudó bastante a desenvolverme mejor como trabajadora, pero por otro, me enseñó que los administrativos pertenecemos a un campo tan amplio y distinto como lo son las empresas en éste país… No me importó demasiado tener que aprender desde cero; al fin y al cabo, ya tenía mis estudios terminados, ya había aprendido lo básico, por lo que si aprendía cosas nuevas, no importaba, mejor para mí!

Este curso, sin embargo, la mayoría de nosotros nos hemos encontrado en la misma situación… Existe una diferencia abismal entre lo que las empresas demandan y lo que el sistema de estudios estatal ofrece. Por lo tanto, nos hemos encontrado en muchos casos con la situación de tener que hacer un triple esfuerzo para seguir aprendiendo en clase al ritmo del resto y después, tener que poner todos nuestros sentidos para aprender lo que necesita realmente la empresa de nosotros… Un drama!

Con lo que me surgió el siguiente debate interno… ¿Será que los estudios que ofrece el estado (regulados) no se compatibilizan con las necesidades de las empresas? ¿O es que las empresas necesitan establecer mejor sus puestos a fin de contratar a personal cualificado y después, ya dentro de la organización, formarlo en la especialidad que necesitan?

Por lo que me volvieron a surgir más dudas… Ummm, no es la primera vez que leo o escucho a una empresa quejarse sobre las dificultades para cubrir un puesto determinado. (Aquí podría citar a mi profesor de Recursos Humanos (@villendavid), sobre la dificultad de elegir adecuadamente las características del puesto y por lo tanto del perfil del candidato… y que principalmente, si no lo haces bien, lo más seguro es que te vayas a encontrar con un trabajador que no sirva para el puesto a cubrir).

Hace poco, en una de mis tertulias twitteras con mi profesor de CyAC (@jmalex), exponía la necesidad que tienen las empresas de administrativos comerciales. Yo sigo renegando de la idea de “necesidad”, sino más bien las ganas de no pagar dos sueldos… Pero en parte tenía razón, si las empresas lo demandan, ¿deberían los estudios estar orientados a las necesidades del mercado o a la vocación de los estudiantes?

En mi centro hay varios universitarios que o han abandonado sus estudios y se han pasado a la FP o los han terminado y han tenido que hacer un FP de Grado Superior para complementar su carrera. Lo que me vuelve a suponer más dudas…

Si después de terminar mi carrera y el máster que sea necesario me tengo que pasar otros dos años haciendo un Grado Superior, ¿de qué me valen mis estudios? Y por otro lado, si la FP es tan completa ya que no existen modos de especialización para FP sino para Universitarios… ¿Por qué en casi todas las empresas me piden una titulación universitaria hasta para limpiar suelos?

busy-880800

¿De verdad es necesario estudiar una carrera de Empresariales o de ADE para acabar haciendo fotocopias? Piden don de gentes, atención al cliente, perfil comercial… Lo que me suena más a mi, por mi experiencia personal, es que buscan a personal en prácticas que haga todo el trabajo tanto administrativo, contable y comercial (3 en 1) y les paguen un sueldo mínimo además de aprovecharse de sus conocimientos universitarios… Chamusquina, me suena a chamusquina.

Desgraciadamente es una realidad en éste país que se busque a candidatos que en algunos casos podrían superar en conocimientos al mismísimo Presidente del Gobierno y que sin embargo, tienen las mismas posibilidades de acabar o haciendo fotocopias o llevando un departamento completo cobrando al sueldo mínimo (¡olé, con la motivación!)

En resumidas cuentas: A diario, desde los últimos 5 años o más me asaltan dudas de si ¿deberíamos adaptar los estudios regulados a lo que se demanda en el mercado laboral o son las empresas las que deben terminar de formar a sus empleados con el consecuente beneficio (a pesar del posible gasto) que ello supone?

Nos vemos en el siguiente post, te espero!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s