D.A.F.O. PERSONAL: ¿Qué es y para qué sirve?

Hace casi dos años creaba este D.A.F.O. para una de mis clases:

DAFO Personal

DAFO Personal

Creo que tardé como 5/6 tardes en conseguir encontrar las palabras concretas para llenar cada uno de los huecos y aún así no terminé muy contenta del resultado. Pero…

¿Qué es un DAFO?

Como definición general diríamos que un DAFO, FODA, DOFASWOT en ingles es básicamente un estudio de las 4 características principales (internas, externas, positivas y negativas) que podemos encontrarnos en una persona, empresa, producto o servicio y/o proyecto.

Yo me centraré en el tema personal como ejemplo, pero conforme vayamos avanzando en el tema veréis como es muy fácil aplicarlo a empresas, proyectos, productos, estudios, etc…

El DAFO divide las características principales a estudiar en 4:

Internas y positivas: FORTALEZAS

Son tus cualidades o habilidades, ya seas una empresa, proyecto, producto, trabajador o persona individual. Estas te definen de forma positiva, son aquellas cualidades en las que debes centrarte y potenciarlas al máximo ya que es aquello en lo que eres el mejor y el único.

Internas y negativas: DEBILIDADES

Siguen siendo tus cualidades o habilidades, pero te definen de “cierta forma” negativa: son aquellas cualidades o habilidades en las que debes mejorar o superarte. Pueden ser miedos, actividades en las que no eres muy bueno (y por lo tanto existen personas mejores en ese área) o bloqueos que te impiden avanzar.

Externas y positivas: OPORTUNIDADES

No son modificables como las cualidades o habilidades propias ya que vienen del exterior, pero en cierta manera vienen “influenciadas” por las características internas positivas y negativas: son las circunstancias favorables que nos encontramos en la vida que dependen directamente de las características internas positivas y negativas, ya sea si las sabemos aprovechar o no.

Externas y negativas: AMENAZAS

Tampoco son modificables como las oportunidades por provenir del exterior: son aquellas circunstancias negativas que nos impiden acercarnos a nuestro objetivo. Pero como veremos más adelante, no son totalmente negativas: depende de nosotros y de nuestras características internas si las usamos como una barrera o aprendemos a sortearlas o saltarlas.

¿Para qué sirve?

Los DAFOS nos ayudan a evaluar mejor una situación concreta, mejorar nuestras capacidades, darnos cuenta de los errores cometidos o tomar decisiones frente a un problema concreto. Se pueden usar tanto para temas empresariales: proyectos, toma de decisiones, creación de nuevos productos, equipos de trabajo, instalaciones, nuevos mercados, mejoras internas en la producción o distribución, etc…; como para temas personales: búsqueda de empleo, elegir los estudios a cursar, mejorar tus habilidades, potenciarlas, etc…

Nos ayudan a mejorar aquellos aspectos negativos internos que nos bloquean y a aprender a sortear los externos que nos encontramos en el camino. Pero además, nos enseñan cómo somos según nosotros mismos y cómo nos ven los demás (lo veremos más adelante, os lo prometo) que con frecuencia suelen ser ideas bastante diferentes.

¿Y ya está?

Por supuesto que no: la idea de crear un DAFO no debería basarse sólo en tomar decisiones o cambiar aspectos de nuestra vida: debería ser un reto personal en el que profundizar para poder mostrar la mejor versión de nosotros mismos.

Los DAFO nos ayudan no sólo de forma interna sino también externa. Mejoran las situaciones a nuestro alrededor y por lo tanto, influyen en todo aquello que tocamos:

Si somos una persona: Un DAFO tendrá en cuenta a nuestra familia, puesto de trabajo, transportes públicos y privados, estudios realizados, compañeros de trabajo, clientes, proveedores y prestadores de servicios, jefes, entidades públicas, gustos, amigos, aficiones, etc…

Si lo realizamos para un proyecto: Un DAFO tendrá en cuenta el motivo del proyecto, el subvencionador, los plazos de entrega, los materiales a usar, el personal interno y externo, los costes, la formación necesaria para llevarlo a cabo, etc…

Si somos una empresa o lo realizamos para un producto o servicio: Un DAFO tendrá en cuenta a los trabajadores, clientes, proveedores y prestadores de servicios, administraciones públicas, entidades financieras, productos y/o servicios, empresas de la competencia, empresas colaboradoras… Y así hasta tener en cuenta cada una de las áreas que nos rodean.

¿Parecía fácil?

 Pues va a ser que no…

Por este motivo he decidido hacer un DAFO personal anual, pero esta vez dando cada uno de los pasos que creo que serían los correctos a la hora de definirte ya seas un estudiante, una persona buscando empleo, un trabajador en activo o una empresa y/o organización.

Próximamente podréis encontrar una saga de post explicando el proceso de creación de vuestro propio DAFO personal, así que estad atentos a los próximos post!

Nos vemos en el siguiente post, te espero!

Anuncios

Un comentario en “D.A.F.O. PERSONAL: ¿Qué es y para qué sirve?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s