ASMR ¿Qué es la Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma?

Andaba yo en mi friquismo diario por Youtube buscando vídeos de sonidos reales cuando de pronto me encontré con un vídeo donde una mujer le curaba con todo el material necesario (por supuesto, guantes de látex incluidos) una herida inexistente a un hombre y en el cual tan sólo se escuchaban los sonidos de fondo de cada una de las maniobras que estaba realizando multiplicados por 100 como mínimo.

Me resultó un vídeo muy placentero (por si aún no lo he contado, soy muy sensible a los sonidos y/o ruidos, al contacto, a los olores e incluso a ciertos colores y es frecuente que me quede dormida dentro del coche mirando pasar a los rodillos cuando está en un túnel de lavado o mientras veo a una persona recibiendo un masaje) así que me puse a buscar más vídeos como ese… Pronto descubrí que aquello era llamado A.S.M.R y lógicamente al ser algo desconocido para mí, tenía que ponerme a investigar.

El término ASMR o Autonomous Sensory Meridian Response (término usado en inglés, de ahí sus siglas) o respuesta sensorial meridiana autónoma en castellano/español es una nueva palabra (conjunto de palabras más bien) que no se conocía hasta aproximadamente el año 2010.

Una de las anécdotas más curiosas es que la palabra “meridian” que en inglés significa meridiano aquí si utiliza en sustitución de orgasmo o euforia, emulando a la sensación de cosquilleo que experimentamos en un lado concreto o en una zona concreta (normalmente de un “polo” a otro o en un “polo” concreto). Por este motivo es frecuente encontrar el mismo término como: AIHO (Attention Induced Head Orgasm; AIE (Attention Induced Euphoria) y AIOE (Attention Induced Observant Euphoria).

La ASMR refiere a esa sensación de placer o bienestar que sentimos como si fuera un cosquilleo en el cuerpo a ciertos estímulos muy concretos. Dichos estímulos pueden ser tanto auditivos (como aquellas personas a las que les gusta escuchar las olas del mar), visuales (como en mi caso, ver darle un masaje a una persona) o cognitivos (como cuando una ola del mar te toca los dedos de los pies) y están directamente relacionados con cómo el ser humano percibe su entorno y las sensaciones que este crea en ellos.

Pues si, lo has adivinado, la ASMR es independiente en cada ser humano y tanto el tipo de estimulación, la sensación experimentada como la intensidad dependen directamente de las características de cada uno de nosotros.

Por lo que he podido averiguar, el ASMR fue expuesto al mundo por primera vez (fuente aquí) por un grupo en Facebook llamado: Autonomous Sensory Meridian Response Group creado por Jennifer Allen. Dicho grupo se creó precisamente por la falta de información que existía hacia estos estímulos o sensaciones ya que no era una sensación compartida o estudiada hasta ese momento.

Pero no es que no se conociera hasta entonces (2010), sino que parece ser (por lo que he podido investigar) que es una sensación que siempre ha estado entre nosotros, pero igual que en su momento aparecieron los grupos de auto-ayuda, las nuevas tecnologías han reunido a aquellos que como yo sentimos de manera distinta lo que está a nuestro alrededor.

Según los pocos datos que se tienen sobre este fenómeno, 1 de cada 1000 personas experimenta esta sensación y se debe a que tienen un nivel de percepción superior a la mayoría (cierto en mi caso).

Y si, digo pocos casos porque no existen estudios científicos reales sobre el tema debido a que muchos exponen que es un invento del ser humano (claro teniendo en cuenta que en 2016 seremos como unos 7.500.000.000 de personas y lo experimentan 1 de cada 1000, pues como que casi 8 millones de personas deben estar en complot con el mundo para inventarse los mismos síntomas, jajaja, estos científicos y sus paranoias). Lo cierto es que ciertos grupos de estudio llevan años investigando estas sensaciones como posibilidad de una mayor capacidad sensitiva o perceptiva por algunos seres humanos.

Lo más gracioso del tema es que realmente ninguna de las personas que se consideran experimentadores del ASMR pueden definir concretamente sus síntomas: los científicos en su afán de explicarlo todo lo han definido como euforia u orgasmo, pero realmente sería una sensación placentera de cosquilleo muy parecida a cuando sentimos un escalofrío pero que se repite constantemente al estar expuesto a ciertos estímulos.

En mi caso, la sensación placentera me conlleva al sueño (una que tiene insomnio crónico, es ver a otros dando un masaje o tocando a alguien y me quedo frita) además, si algo me sopla o me toca una brisa de aire (frío, templado o caliente, da lo mismo) por la espalda (entre la nuca y los omóplatos) me estremezco entera! Pero también me ocurre si escucho una nota concreta de un instrumento en un momento concreto (mejor no os cuento lo mal que lo pasé una vez en un concierto de música clásica, venga cosquilleo y yo respingando del asiento, jajaja) Como veis el ASMR puede ser variado en cada persona, solo necesitas saber cuál es tu disparador para tenerlo controlado o explotarlo cuando quieras.

Si os metéis en Youtube y escribís ASMR podréis encontrar diferentes tipos de vídeos (unos mejores que otros, con mayor o menor calidad o enfocados en diferentes estímulos) que podrán orientaros hacia el mundo ASMR. Mientras tanto os dejo esta WEB, es bastante completa, está en español y sobre todo se enfoca directamente en el mundo ASMR.

Nos vemos en el siguiente post, te espero!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s