Ahorro

Sobrevivir en tiempos de crisis: ¿Se puede ahorrar en Navidad? ¡Sí se puede!

¿Aún no has comprado todo lo necesario para celebrar la Navidad y ya no te queda casi dinero? ¿Te preocupa no poder sobrevivir a las Navidades si no te aprietas el cinturón? ¿Crees que no llegarás a la cuesta de Enero si no empiezas a ahorrar desde ya? Entonces este post es para ti…

Andaba leyendo por casualidad el periódico cuando me encontré con esta noticia:

“Los españoles gastan en la cesta de compra de Navidad cuatro veces más que durante la crisis”

¡Y es cierto! El derroche es inquietante en estas fechas, pero además lo peor es que la avalancha de compras se realiza aproximadamente entre el 15 de diciembre y el 15 de enero, los españoles pasamos más tiempo en el supermercado o los grandes almacenes que disfrutando con la familia. Según la noticia el 70% de las compras navideñas se están realizando ahora mismo, en este mismo momento hay cientos, miles o millones de españoles realizando sus compras navideñas, pero… ¿Y qué va a pasar después?

No llamamos a la cuesta de Enero así por casualidad, sino por el despilfarro que cometemos justo el mes anterior y del que nadie es capaz de pararnos (consumismo, ¿os suena?). Pues bien, dándole vueltas a qué escribir para retomar el blog, pensé que quizás sería interesante daros una serie de consejos que yo misma aplico para ahorrar en navidad antes de que os lancéis como locos a comprar sin medida. Sé que soy una aguafiestas pero me lo agradeceréis en el futuro, ¡os lo aseguro!

Así que si estás pensando en ahorrar un poco o no quieres malgastar sino comprar con cabeza (dentro de lo razonable) te animo a que leas el siguiente post y me digas si te sirvió o no, tanto en comentarios como en mis redes sociales. ¡Suerte y ánimo!

  • Elabora un presupuesto razonable y cúmplelo: Si tu sueldo ronda los 1.000€ al mes, sería aconsejable que no gastarás más de 300€ en todas las fiestas. Sé que este mes tienes tu paga extraordinaria y que bueno… ¡ES NAVIDAD!, pero creo que no me has entendido… ¡NO LO GASTES TODO EN NAVIDAD! Jajaja, intenta guardar la mitad de tu paga extraordinaria para gastos imprevistos y no gastes más de una tercera parte del dinero restante en las compras navideñas. Si sabes con qué cantidad dispones para gastar sabrás hasta qué cantidad puedes endeudarte, así de sencillo.
  • Haz una lista: La mejor forma de comprar con cabeza es hacer una lista y… ¡NO SALIRTE DE ELLA! Para que esto funcione es necesario que la lista esté completa y que no se te haya escapado nada, así que sería bueno que dediques unos minutos, horas, días… a incluir cada uno de los ingredientes, materiales y utensilios necesarios para la celebración de tus comidas y cenas, los regalos que vas a hacer y los gastos consecuentes de las fiestas (gasolina, ropa de fiesta, comidas fuera de casa, aguinaldos, etc…)
  • No hagas regalos a todo el mundo: Lo sé, puede sonar un poco egoísta, pero si sólo sois 2 o 3 personas es posible que tu bolsillo apenas lo note, sin embargo, si la cifra pasa de 3 y sobre todo si hay niños o adolescentes dentro de ese grupo, te va a doler el bolsillo pero a base de bien. Una posible solución es hacer un “amigo invisible” entre todos, de esta manera todos tendrán un regalo y tu bolsillo no se resentirá demasiado o compartir el coste de los regalos más caros. Siempre hay una máxima en esto: calidad frente a cantidad. Más vale un regalo de calidad entre muchos que muchos regalos sin apenas valor (que se romperán o estropearán más fácilmente).
  • Busca precios en las páginas web de los supermercados antes comprar nada: sé que quizás algunos de los supermercados más baratos no tienen web de venta online (Lidl, Aldi, Dani, Covirán, Mercadona (debes estar afiliado), etc…) pero tienen webs con sus ofertas semanales o mensuales. Es importante que busques los productos de tu lista en ellas para por un lado, hacerte una idea de su coste y por otro, elegir las que teniendo la misma calidad (ojo con ésto) sean a un precio inferior.
  • Compara precios: Que si, que sé que eso ya lo sabías, pero te aseguro que he podido ver cajas de langostinos del mismo calibre y el mismo peso con una diferencia de hasta 4 euros según comprara en un supermercado o en otro, así que como te comentaba en el punto anterior antes de salir de casa puedes echarle un ojillo a las diferentes páginas web o incluso mirar en los diferentes supermercados de tu zona cuáles son los precios reales días antes de hacer la compra definitiva.
  • Compra lo justo y lo necesario: Hazme un favor, se razonable por una vez al año… Te aseguro que si después de llenar el carrito de la compra reflexionas, te darás cuenta de que no necesitáis tanta comida. Seguramente tu familia/grupo de amigos/pareja sean como la mayoría de hogares españoles, las sobras de la nochebuena y navidad se alargan varios días porque sobró casi todo. La cena sólo es una excusa para pasar tiempo en familia, por lo que yo te recomiendo que reduzcas un poco las cantidades y los excesos en bebida durante las fiestas, tus seres queridos y sobretodo tu bolsillo, te lo agradecerán.
  • Los niños no necesitan muchos regalos sino amigos con quien compartirlos, te lo aseguro ¡soy hija única!: Un par de regalos es lo máximo que un niño debería recibir en navidad. Desgraciadamente tendemos a comprar demasiadas cosas a lo largo de nuestra vida y a acumularlas sin sentido (quizás si tenga sentido… el de pertenencia). Pero lo cierto es que un par de juguetes es más que suficiente para que un niño sea feliz y disfrute de la navidad sin problemas para tu bolsillo. De esta manera, si sois varios miembros en la familia podríais comprar ambos regalos entre todos, lo cual mejorará tu economía. Yo os recomendaría comprar uno de cada: uno destinado al aprendizaje y otro a jugar exclusivamente, no tiene ni que decir que van a divertirse y a aprender con ambos pero así cubriremos todas sus necesidades sin gastar mucho tiempo (el de los niños) ni dinero (el nuestro). Además de no tener que decir, que sería aconsejable que los juguetes de otros años o pasados de edad (si, hay una edad para cada juguete, ¡increíble pero cierto!) pasaran a mejores manos (y los rotos o deteriorados, ¡al contenedor de reciclaje!)
  • Aprovéchate de las marcas blanca, pescado/marisco congelado y productos de temporada: Un pollo entero de unos 1.500gr suele costar entre 3 y 4 euros, sin embargo, una pularda puede costar el doble en navidad. Lo mismo ocurre con el cordero, el pato o el pescado y marisco, más aún si es fresco, sobre todo en el marisco. Si te lo puedes permitir, genial, adelante. Pero sino, te recomiendo que cambies el pato a la naranja o la pierna de cordero por pollo asado en el horno, que seguramente le gustará mucho más a los más pequeños de la casa y no supondrá un sobrecoste. Lo mismo te digo con las marcas blancas y los productos de temporada, tened mucho cuidado con las subidas de precios días antes de navidad… Son enormes y desorbitadas en la mayoría de los casos.
  • Regala dinero o vales que se puedan usar en rebajas: Mi madre nunca sabe qué regalarme. De hecho, me “debe” mi regalo de cumpleaños, que traspasó a navidad por no saber qué comprarme. Fácil: dame el dinero y ya en rebajas yo me las apañaré como pueda (próximamente, cómo ahorrar en las rebajas, por supuesto antes del 7 de Enero!),  si no sabemos qué comprar siempre es mejor que entreguemos dinero en su lugar, recordemos que no se trata de nuestro orgullo sino de hacer feliz al otro…
  • Recicla y no desperdicies: No tires cosas a la basura que aún puedas usar, reutiliza aquello que tengas en casa para hacer tus adornos y mesas navideñas y sobre todo, no compres cosas que puedes usar con lo que te sobra en casa. Cuando era pequeña, no teníamos mucho dinero, así que mi madre hizo un Papá Noel y tres Reyes Magos con cartulina, rotuladores, hilo y unos encuadernadores para darles movilidad a las piernas y brazos. Yo era muy pequeña, pero es el único recuerdo que tengo de las navidades, no por lo que eran, sino porque lo hizo mi madre con todo su amor para que yo los tuviera en Navidad. Si no sabes qué hacer, busca en Pinterest o Youtube, seguramente encontrarás alguna manualidad reciclando lo que tienes por casa. Por ejemplo, cadenetas con cartulinas, tiras de palomitas de maíz, adornos caseros pintados por tus hijos… Por otra parte, en casa usamos platos de plástico o cartón para no tener que pasarnos el día de Navidad fregando, normalmente, los compramos en Dealz donde por 1,50€ compramos 20 platos monísimos (tenemos para nochebuena y nochevieja, foto abajo) o si no quedan, compramos platos de cartón blancos muy baratos y los pintamos con pintura no tóxica de la que tenemos por casa o les colocamos encima unas servilletas de colores, salen mucho más baratos que comprar un paquete de 10 platos del Alcampo o Mercadona por casi 4 euros…
Platos “cukis” navideños por 1,50€ / 20 uds.

Es muy posible que éste sea el primero de al menos dos post sobre el ahorro en Navidad, pero de momento os dejo esas ideas para que durante estos primeros días podáis realizar vuestras compras sin demasiado despilfarro, mientras tanto…

Nos vemos en el siguiente post, ¡te espero!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s