¿Tu público no te lee en Pinterest? Mini-Guía para conocer ¿Por qué? y ¿Cómo? solucionarlo.

Cuando te propones crear tu propio blog, es frecuente (deberías) buscar toda la información a tu alcance para cometer los mínimos errores posibles. Si buscas en la mayoría de blogs sobre la materia te dirán que lo primero que deberías saber es qué tipo de post debes crear según tu público (siempre enfocado en tu público para vender más, obviamente). Sin embargo, yo te diría que lo importante no es el tipo de post según tu público sino si eres capaz de crear el tipo de post que el público espera de ti.

Hace unos años, debatía en clase con un compañero sobre lo que piden los lectores de blogs y me sorprendió escucharlo decir que lo que la gente quería (generalizando) eran post cortos que fueran directos al grano de unas 200-300 palabras, porque hoy en día no tenemos tiempo de leer y los blogs no van a ser menos (literalmente esas fueron sus palabras).

Como lectora empedernida, me sorprendió que alguien pensara que porque tienes poco tiempo o te gusta leer poco, los post que quieres leer deben ser cortos. En mi caso yo te diría lo siguiente: depende.

¿De qué depende?

Últimamente, al ver vídeos en Youtube, me encuentro con que los creadores de contenido le preguntan a su público cómo de largos quieren los vídeos, supongo que es debido a que algunos se quejan de que son demasiado largos y otros de que son demasiado cortos… No he visto ni una encuesta que sea igual para los diferentes youtubers que sigo, el motivo está claro: al haber público muy variado, las decisiones tomadas en grupo van a depender del poder de la mayoría.

Bueno, pues en un blog es igual. Es el público el que decide qué tipo de post quiere leer y éstos pueden ser tan variados como personas existen en el mundo. Sin embargo, cuando pensamos en una estrategia de marketing en Pinterest donde lo que queremos es redireccionar tráfico hacia nuestro blog o página web la cosa cambia un poquito…

Después de haber usado Pinterest por más de 6 años y verlo cambiar y evolucionar al ritmo que los usuarios marcaban, llegas a la conclusión de que aunque el público en Pinterest es muy variado (como en el resto de redes sociales) existen una serie de reglas internas comunes para todos.

Cuando pineamos un pin propio y lo enlazamos a nuestra web, lo que andamos buscando es que el pineador interesado vea el pin, lo repinee, haga clic en el enlace, acceda a nuestro blog o página web y se quede un ratito leyendo. Por supuesto, en éste caso lo que queremos es que ese ratito se alaaaaargue todo lo que podamos.

Y… ¿Cómo hacemos eso?

La mayoría de expertos (aquellos que nombraba al principio) te darán la fórmula mágica que todos aplican creando un post que sea relativamente largo (sin duplicar información sino ofreciendo información detallada y extensa sobre el tema que estamos abordando: hay que recordar que nuestra reputación está en juego como entendidos en la materia) y que tenga enlaces de redireccionamiento hacia otros post internos (de nuestro propio blog o página web) y post o páginas web externas. Fácil, ¿eh? Pues yo te vuelvo a decir: depende.

Hay personas que usan sus dispositivos móviles más que su pc o su tablet, que tienen poco tiempo para leer o que buscan información concreta. Otros prefieren leer en una tablet o pc, tomarse su tiempo para leer los post porque contienen información muy extensa sobre temas que les interesan e incluso tomar notas sobre ellos para poner esos consejos en práctica. Como ves, existen tantos tipos de público (y seguramente muchos más que estos dos ejemplos) que mi consejo es que no se debería generalizar.

Vale, ahora si que no entiendo nada… ¿Qué debería hacer?

Si me dejas darte un consejo, lo mejor que puedes hacer para saber qué tipo de post publicar en Pinterest es dedicarte un par de horas a hacer analíticas propias (a mano, nada de programas o plugins genéricos) sobre qué tipo de lector tienes, cuales son los post que más visitas reciben y porqué. Y una vez que tengas eso, ve a Pinterest, busca cuales son tus pines más compartidos (puedes usar analytics del propio Pinterest u otra web o programa de analítica como Tailwind), métete en sus enlaces y mira qué es lo que la gente quiere leer, así de sencillo.

Si si, muy sencillo, pero ¿cómo lo hago?

Básicamente de la mejor manera que existe: estudiando a la competencia. Si acabamos de empezar un blog es muy posible que no tengas post propios o que tus post no sean muy conocidos como para que los usuarios de Pinterest se dediquen a pinearlos, puesto que no te conocen. Por eso, lo mejor que puedes hacer es comenzar por estudiar a la competencia y más adelante hacerlo con tus propios post.

Para que sea más fácil entender este método, te voy a explicar paso a paso lo que yo vengo haciendo desde hace algún tiempo. Cada dos meses, más o menos, voy a Pinterest y cojo lo que en estadística llamaríamos una muestra:

  • Elijo 30 tableros relacionados con los temas de los que hablo en mi blog y guardo en un tablero secreto el último pin que se había pineado en cada uno de ellos.
  • Pincho en cada uno de los pines y accedo a los post a los que hacen referencia. Una vez dentro, hago una lista con las características de cada uno y las agrupo en el siguiente gráfico:

preferencias-publico-pinterest

Si analizamos la muestra podemos concluir que en mi sector predominan los gustos por tres tipos de post:

  • Más de la mitad de los post hacen referencia a un post extenso (casi el 60% de los post están compuestos de textos de más de 1500 palabras). Lo cual no es de extrañar, puesto que si conoces Pinterest sabrás que la mayoría de las imágenes con post enlazados que más repines consiguen son aquellos post que están entre las 1.500 y las 2.500 palabras (hasta 4.500 palabras he tenido la ocasión de leer sin fatigarme, ni que decir que el post era muy interesante, obviamente).
  • Los siguientes en el grafico son algo menos extensos (de entre 400 y 1.000 palabras) pero que incluyen una media de 7 imágenes entre texto y texto. La mayoría tutoriales, DIY o tips y consejos que suelen ser menos largos en extensión de texto pero más abundantes en imágenes.
  • Los últimos a tener en cuenta serían los relacionados con las infografías. Que aunque parezcan pocas, son casi una décima parte del total. Obviamente, las infografías en castellano cada vez son más abundantes pero aún están comenzando su andadura por Pinterest con lo que habrá que darles un poco más de tiempo para expandirse por la red social. Comentar que suelen ir acompañadas por textos de no más de 150 palabras como introducción y conclusión del post, ya que toda la información suele estar ya en las infografías que eran muy extensas, por cierto.
  • Finalmente, los Freebies (muestras gratuitas) y los vídeos no entran dentro de las preferencias de mi público, pero claro, supongo que si quiero hacer una analítica real debería buscar en Youtube, Dailymotion, etc… Los vídeos son relativamente nuevos en Pinterest, habrá que dejarlos aparcados hasta la siguiente muestra.

En definitiva, mis post deberían ser relativamente largos (entre las 1.500 y las 2.500 palabras) si no voy a introducir imágenes en ellos. Sin embargo, si quiero que sean post con imágenes, debo bajar el texto a unas 1.000 palabras y añadir imágenes de calidad (sobre 7) que luego podré subir a Pinterest y enlazar en el post, por supuesto. Ahora, si lo que quiero es crear un infoproducto como lo son las infografías, debería limitar el texto y la información a ellas y tan sólo presentar y despedir el post de forma escueta (150 palabras, aproximadamente un tweet).

Y ahora, ¿qué?

Una vez que tenemos el análisis de qué tipo de post quieren leer tus lectores, lo importante es volver a tu blog y analizar los posts que estabas escribiendo hasta ahora. Si tus post no entraban dentro de alguna de las pautas que hemos analizado, es muy posible que el problema que genera que los lectores no te lean sea que estás creando post que no les gustan. Así de fácil.

Es muy importante, tener en cuenta que esta es la información que me da Pinterest a fecha de hoy sobre cómo escribir para el público que potencialmente puede leerme y por lo tanto, hacer crecer mi negocio o mi marca personal si enfoco mis esfuerzos en ella como red social, pero es muy posible que dentro de dos meses la información cambie y tenga que volver a adaptar mis post a lo que el público demande.

¿Y sirve este método para todo el mundo?

El método si, las conclusiones no. Puede que tu público sea distinto del mío o que necesites una muestra mayor o menor dependiendo de cuál sea el segmento de mercado que quieres cubrir, como decía al principio: todo depende.

Sin embargo, es recomendable hacer este tipo de muestras analíticas (no sólo en Pinterest, sino en otras redes sociales) con cierta frecuencia (cada 2 o 3 meses) ya que Pinterest es una red social en constante evolución y lo que hoy puede resultar poco factible mañana puede suponer un filón de oro para tu negocio o marca personal (o ambos).

Espero que este post os haya servido y por supuesto, si tenéis alguna duda, podéis dejarme un comentario y estaré encantada de contestaros o incluso haceros un nuevo post al respecto, mientras tanto…

Nos vemos en el siguiente post, te espero!

D.A.F.O. PERSONAL: ¿Qué es y para qué sirve?

Hace casi dos años creaba este D.A.F.O. para una de mis clases:

DAFO Personal

DAFO Personal

Creo que tardé como 5/6 tardes en conseguir encontrar las palabras concretas para llenar cada uno de los huecos y aún así no terminé muy contenta del resultado. Pero…

¿Qué es un DAFO?

Como definición general diríamos que un DAFO, FODA, DOFASWOT en ingles es básicamente un estudio de las 4 características principales (internas, externas, positivas y negativas) que podemos encontrarnos en una persona, empresa, producto o servicio y/o proyecto.

Yo me centraré en el tema personal como ejemplo, pero conforme vayamos avanzando en el tema veréis como es muy fácil aplicarlo a empresas, proyectos, productos, estudios, etc…

El DAFO divide las características principales a estudiar en 4:

Internas y positivas: FORTALEZAS

Son tus cualidades o habilidades, ya seas una empresa, proyecto, producto, trabajador o persona individual. Estas te definen de forma positiva, son aquellas cualidades en las que debes centrarte y potenciarlas al máximo ya que es aquello en lo que eres el mejor y el único.

Internas y negativas: DEBILIDADES

Siguen siendo tus cualidades o habilidades, pero te definen de “cierta forma” negativa: son aquellas cualidades o habilidades en las que debes mejorar o superarte. Pueden ser miedos, actividades en las que no eres muy bueno (y por lo tanto existen personas mejores en ese área) o bloqueos que te impiden avanzar.

Externas y positivas: OPORTUNIDADES

No son modificables como las cualidades o habilidades propias ya que vienen del exterior, pero en cierta manera vienen “influenciadas” por las características internas positivas y negativas: son las circunstancias favorables que nos encontramos en la vida que dependen directamente de las características internas positivas y negativas, ya sea si las sabemos aprovechar o no.

Externas y negativas: AMENAZAS

Tampoco son modificables como las oportunidades por provenir del exterior: son aquellas circunstancias negativas que nos impiden acercarnos a nuestro objetivo. Pero como veremos más adelante, no son totalmente negativas: depende de nosotros y de nuestras características internas si las usamos como una barrera o aprendemos a sortearlas o saltarlas.

¿Para qué sirve?

Los DAFOS nos ayudan a evaluar mejor una situación concreta, mejorar nuestras capacidades, darnos cuenta de los errores cometidos o tomar decisiones frente a un problema concreto. Se pueden usar tanto para temas empresariales: proyectos, toma de decisiones, creación de nuevos productos, equipos de trabajo, instalaciones, nuevos mercados, mejoras internas en la producción o distribución, etc…; como para temas personales: búsqueda de empleo, elegir los estudios a cursar, mejorar tus habilidades, potenciarlas, etc…

Nos ayudan a mejorar aquellos aspectos negativos internos que nos bloquean y a aprender a sortear los externos que nos encontramos en el camino. Pero además, nos enseñan cómo somos según nosotros mismos y cómo nos ven los demás (lo veremos más adelante, os lo prometo) que con frecuencia suelen ser ideas bastante diferentes.

¿Y ya está?

Por supuesto que no: la idea de crear un DAFO no debería basarse sólo en tomar decisiones o cambiar aspectos de nuestra vida: debería ser un reto personal en el que profundizar para poder mostrar la mejor versión de nosotros mismos.

Los DAFO nos ayudan no sólo de forma interna sino también externa. Mejoran las situaciones a nuestro alrededor y por lo tanto, influyen en todo aquello que tocamos:

Si somos una persona: Un DAFO tendrá en cuenta a nuestra familia, puesto de trabajo, transportes públicos y privados, estudios realizados, compañeros de trabajo, clientes, proveedores y prestadores de servicios, jefes, entidades públicas, gustos, amigos, aficiones, etc…

Si lo realizamos para un proyecto: Un DAFO tendrá en cuenta el motivo del proyecto, el subvencionador, los plazos de entrega, los materiales a usar, el personal interno y externo, los costes, la formación necesaria para llevarlo a cabo, etc…

Si somos una empresa o lo realizamos para un producto o servicio: Un DAFO tendrá en cuenta a los trabajadores, clientes, proveedores y prestadores de servicios, administraciones públicas, entidades financieras, productos y/o servicios, empresas de la competencia, empresas colaboradoras… Y así hasta tener en cuenta cada una de las áreas que nos rodean.

¿Parecía fácil?

 Pues va a ser que no…

Por este motivo he decidido hacer un DAFO personal anual, pero esta vez dando cada uno de los pasos que creo que serían los correctos a la hora de definirte ya seas un estudiante, una persona buscando empleo, un trabajador en activo o una empresa y/o organización.

Próximamente podréis encontrar una saga de post explicando el proceso de creación de vuestro propio DAFO personal, así que estad atentos a los próximos post!

Nos vemos en el siguiente post, te espero!

¿Cómo convertir una mala idea de negocio en un excelente plan de empresa?

Definición “propia” de plan de empresa: Planificación exhaustiva y absurda de elementos que son variables en el tiempo y que tan sólo lee 1 de cada 1.000 inversores (el resto se quedan dormidos en la 4ª hoja…)

Se confirma: no me gustan nada los planes de empresa. Al menos, no la idea general que tenemos de ellos… Me gustan los business model canvas: me gustan los tableros llenos de post-it y las libretas llenas de apuntes e ideas. Me gusta el caos de no saber a lo que nos vamos a enfrentar mañana y de no medirlo todo al milímetro.

Soy un alma creativa, ¡qué le vamos a hacer!

Pero cuando nos enfrentamos a una nefasta idea de negocio (propia o externa) y aún así, hay que desarrollarla lo mejor que se pueda, es posible que pasemos por las siguientes fases:

1ª. Negación: Yo no elegí esto y no quiero hacerlo. ¡ME NIEGO!

2ª. Enfado e indiferencia: No quiero hacerlo y no me importa.

3º. Resignación: No me importa, pero no me queda más remedio.

4º. Negociación: No me queda más remedio, así que vamos a hacerlo.

5º. Ánimo: Ya que vamos a hacerlo, que salga lo mejor que se pueda.

6º. Autoconfianza: Yo puedo con eso y más, así que vamos a hacer el mejor plan de empresa!

Y cuando acabas y lo presentas, te pones a hibernar durante una semana entera porque acabas vacía y sin alma. Jajaja. Es broma. Pero estoy segura de que alguno de vosotros habéis pasado por alguna de éstas fases (o todas) en algún momento de vuestra vida y sabéis de lo que hablo…

Lo cierto es que por mi experiencia, no hay nada peor que trabajar en un proyecto en el que no crees. No importa por dónde lo cojas: ni se atiene a la realidad ni tiene sentido en sí mismo (ni aquí ni en ningún lugar paralelo donde poder desarrollarlo).

¿Y ahora qué hacemos?

Porque he estado donde tú estás ahora mismo y seguramente lo volveré a estar en el futuro; se me ocurrió que podría darte algún que otro consejo para que frente a la misma situación puedas desarrollar tu trabajo de la mejor manera antes de ¡mandarlo todo a freír espárragos!(o croquetas, ummmm, croquetas…)

  • No te desanimes: Lo sé, cuando tienes ante ti una mala idea es muy difícil encontrar algo que te motive, pero recuerda: estoy aquí contigo, pasé por donde tú y sigo vida, así que no te desanimes, ¡acabamos de empezar!
  • Intenta darle todas las vueltas posibles a la idea: Las ideas, como todo en esta vida, tienen las horas contadas a no ser que las traigas a tu terreno; por lo que siempre es posible que reinventes esa nefasta idea en algo interesante y viable si le das la vuelta hacia todas las posibilidades que se te ocurran (Brainstorming o lluvia de ideas).
  • Si la idea está muy estructurada y es inamovible, intenta negociar las variables adjuntas con su correspondiente justificación: Algo que me ocurre a menudo cuando me entregan un plan que no tiene por dónde cogerlo lo mires por donde lo mires; es intentar negociar variables pequeñas (financiación, trabajadores, distribuidores, proveedores, clientes, entorno competitivo, plan financiero, etc…) que quizás a simple vista para el cliente no parezcan importantes, pero que pueden convertir una mala idea en un plan de empresa mucho más razonable.
  • Crea un entorno empático con el cliente para que deposite su confianza en ti: Se supone que ésto ya estaba implícito desde el principio, ¿verdad? Pues no. La mayoría de los clientes te confiarán sus ideas, sus esperanzas de éxito y sus proyectos, pero crear un vínculo de confianza con el cliente requiere de la voluntad de ambas partes y de tu bendita y resignada paciencia con ellos.
  • Lee hasta que se te caigan los ojos: Bueno, quizás no tanto, jajaja. Pero como he dicho anteriormente: ¡La información es poder! Quizás encuentres algún camino distinto que tomar o alguna idea/temática que pueda complementar la idea principal y hacerla más atractiva. Todo depende del cliente al que te enfrentes (mira como lo he dicho, ¡ENFRENTES!), pero si utilizas esa información para argumentar los posibles cambios y has generado suficiente confianza en el cliente, podrás traer el plan a tu terreno con mayor facilidad.
  • Rodéate de los mejores (si puedes…): Si trabajas solo, tener buenos colaboradores que te quiten trabajo y no te sumen cargas innecesarias siempre es un acierto, pero cuando trabajas junto a otros obligatoriamente y éstos suponen una carga para ti… ¡MALO!

Un par de consejos:

  • Trabajar con otros no significa trabajar todos en todo, da autonomía a los demás igual que tú quieres tener la tuya y reparte las tareas del proyecto según sus cualidades y aptitudes.
  • Infunde respeto y ánimo entre los tuyos: Lo que en casa comúnmente llamamos un “tira y afloja”. Diles lo que tienen que hacer, pero anímales a hacerlo en un entorno sin estrés dentro de los plazos de entrega obligatorios. Ofrécete a ayudarles y proporciónales los materiales que creas que pueden hacer de la idea un proyecto válido; pero no cargues tú con todo el trabajo. Ofrece tus opiniones si te las piden; si no estás seguro de algo, reenvía a vuestro supervisor o jefe y hazle partícipe (al jefe o jefa) de todo lo que acontezca en el equipo durante la creación del proyecto.

RECUERDA: Son tus compañeros, no el enemigo…

  • Se razonable frente a las demandas del cliente y si no puedes con ello, rechaza el proyecto: No cargues con cosas que sabes de antemano que no podrás realizar, por mucho que te guste o quieras participar en ello. A veces, un NO a tiempo evita males mayores.
  • No culpes a los demás por lo que no eres capaz de hacer por ti mismo: Siento decirte que si es tu trabajo, te vas a encontrar con 99 ideas de negocio tremendamente malas frente a 1 que parezca medianamente buena. Tú eres el experto (o experta) por lo que si el proyecto no funciona la culpa será tuya aunque la idea de negocio sea imposible de llevar a cabo, así que: “agárrate los machos” y trabaja duro para que ese proyecto imposible se convierta en algo estupendo; al fin y al cabo, lleva tu marca y si eres tan estupenda (o estupendo) en tu trabajo como creo, estoy segura de que lo conseguirás.
  • No tengas miedo al fracaso: Si algo va mal en tu proyecto o no sale como esperabas, no te preocupes (lo sé: del dicho al hecho…) Se necesitan al menos ¿25/50? pruebas de ensayo y error para conseguir algo bueno, así que si estás pensando que fracasaste porque algo salió mal y el proyecto no salió adelante, no desesperes. Analiza lo que ocurrió: si fue culpa tuya o de tu equipo, no volverás a fallar en eso la próxima vez y si no lo fue, acepta que hay cosas que no podemos controlar y que a veces, ganar no es posible.
  • Enfréntate a tus peores miedos (por tu propio bien): Como decía antes, la mayoría de las ideas de negocio son nefastas hasta que alguien llega y les da la vuelta. Así que no te desanimes. Seguramente pasarás por todas las fases antes de comprender que eres tú el que tiene que ” tirar del carro” o de la idea de negocio para convertirla en algo espectacular, así que no tengas miedo. Ésto le ocurre a miles de personas cada día, lo que pasa es que no lo van contando por ahí…

Por último, me gustaría recordarte algo:

No importa la idea, sino lo que hacemos con ella. 

 

Nos vemos en el siguiente post, te espero!

¿Ser tú mismo está afectando a tu marca personal?

Desde hace unos días rondan por el instituto los futuros y las futuras profesores/as del mañana o al menos aquellos/as que van a intentarlo (me niego a usar la palabra becario/a por la connotación negativa a la que la asocio yo y casi todo el mundo). Hablando con una de ellas, me dejó pensativa una idea que llevo escuchando desde hace un tiempo por mis alrededores…

“Cuando llegas a un lugar por primera vez, si decides expresarte tal y como eres, exponer tus ideas y hablar con sinceridad debes tener cuidado ya que a nadie le gusta que venga “el nuevo” a decirte lo que tienes que hacer o lo que es peor: lo que haces mal.”

Por otro lado, he tenido la suerte de intercambiar palabras tuiteras con Teresa Baró que me respondió con lo siguiente:

“Ser uno mismo está bien visto si te comportas según unos cánones sociales. Si te apartas mucho, la gente desconfía. Es así…”

Y eso me hizo pensar… ¿Deberíamos tener cuidado con lo que decimos por nuestro propio bien? o ¿Es mejor expresarnos libremente asumiendo las posibles consecuencias pero siendo sinceros con nosotros mismos y con los demás?

Esta semana, viendo un documental sobre la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte), ese pensamiento volvió a mi mente y me hizo pensar que emigrar a un país comunista donde todo se realiza por “el bien común” no debería ser tan mala idea… Así que lo que comenzó con un comentario más, acabó arrastrando a 5 posibles compañeros de viaje a una viaje ficticio de paranoia total. Os los presento:

M: Sin pensárselo dos veces, la idea de viajar a un país completamente opuesto al nuestro le atrajo de tal forma que decidió que vendría conmigo. Días después cuando le dije que podíamos elegir entre ¿16? peinados diferentes al estar solteras frente a los ¿24? de los hombres, se terminó de convencer… Ella sería la encargada de cuidar de nuestra salud a través de sus maravillosos platos culinarios y de velar por nuestros intereses legales.

P: Yo ya sabía que ella vendría porque mi “P” es una aventurera. No había terminado la frase cuando ya estaba apuntada… Aunque es de ideas un pelín consumistas, creo que su capacidad para adaptarse a cualquier situación es un gran punto a su favor. Ella se encargaría de la movilidad y la estancia, por supuesto, que de eso sabe un rato.

D: El tercero en discordia: si tuviera que elegir a alguien para acompañarme en la batalla, sería a él sin dudar ni un instante (hay que recordar que va en tri-pack con la señora no-esposa y el gato-trepador incluidos). Un excelente jugador de ajedrez, no es llamado “el temple” por nada. Sería nuestro General, él es nuestro estratega.

MR: Le faltó saber que podría encontrar un buen hombre coreano (y guapetón) para unirse a nuestro viaje. Si algo tengo claro es que ella sería nuestra relaciones públicas, ya que su carácter dulce y tranquilo supondría un plus en un país donde las personas son tan tímidas.

Y ya por último, la que lo orquestó todo… ¿Yo sería la instigadora? ¿La team-leader como me llaman algunos? Yo me veo más como la experta en cultura asiática y por supuesto como traductora, ya que el coreano es uno de los idiomas que mejor se me dan. Me gustaría que mis funciones se basasen en estar detrás de todos, cuidándolos y ayudándolos, pero sobre todo aprendiendo cosas nuevas.

Paranoias e ilusiones surrealistas aparte, la idea de crear un equipo con el que pudiéramos visitar un lugar tan diferente al nuestro, en el cual todos trabajásemos por el bien común sin envidias o malos rollos y donde el miedo a no tener para comer o dónde vivir no existiera ha hecho mella en nosotros deseando realiza el viaje en conjunto en algún otro momento.

Volviendo a las palabras del principio, significa ésto que todos estaríamos mintiendo y que ninguno quiere realizar dicho viaje, pero como es lo quese supone que debemos hacer” todos hemos dicho que si para no desentonar o aún más lejos; si a MR, que es la última llegar, le pareciera una locura (que tiene mucho sentido común, ya que estamos hablando de un país donde ¡hay una dictadura comunista!) ¿debería estar callada frente al resto por no “caernos mal” o desentonar? y lo que es peor, ¿debería dejar que hiciéramos ese viaje para que la instigadora (una misma) no se sienta presionada o amenazada?

ABSURDO!

Tú eres tu marca personal, exclusiva y única, eres excepcional tal y como eres y quien te quiera lo hará con todos tus defectos y virtudes. Tu marca va contigo a donde quiera que tú vas porque tú eres tu propia publicidad. Si cambiases tu forma de ser, tu forma de pensar y tu forma de trabajar, dejarías de ser esa misma marca personal que tanto le gusta a los demás. ¡No se puede separar la total genialidad de la aparente locura!

Sé que te vas a encontrar con mucha gente “experta” que va a intentar cambiarte porque no encajas, sé también que te meterán miedo (si miedo y del bueno…), que te dirán que si eres de determinada manera no encontrarás trabajo o pareja. También te aseguro que habrá mucha gente que se encargará de machacarte y de hacerte a un lado porque no encajas con lo que esperaban de ti.

Pero también te diré que esas personas no van a vivir tu vida, porque es tu vida!. Eres quien eres por esos mismos “defectos” que a los demás tanto le molestan y nadie tiene derecho a decirte que no eres válido porque no encajas dentro de su mundo estipulado, porque esos mismos defectos son virtudes para otros…

Yo misma soy un incordio para mucha gente porque suelo decir lo que pienso. Porque no me callo y si tengo que decir algo lo acabo diciendo sin miramientos (sin daño pero sin temor) y eso a la gente no le gusta.

Pero no habría llegado hasta aquí si no fuera quién soy y gran parte de esas “molestias incómodas” que debería eliminar para muchos son las que han forjado el carácter con el que he sobrevivido todos estos años.

Que queréis que os diga… Sigo pensando que ser uno mismo puede ser incómodo para algunas personas, es cierto, pero creo firmemente que todo lo que uno pueda aportar para mejorar su entorno, tenga el alcance que tenga, es siempre positivo y enriquecedor, porque hasta de los peores errores, siempre se aprende.

Así que si estás en una situación parecida y te sientes identificado, déjame decirte lo siguiente:

No nos conocemos, es posible que no lo hagamos nunca, pero aún sin conocerte veo algo en ti que tú no ves: puede que tengas muchas cosas que mejorar, puede que quieras cambiar cosas de ti que no TE gustan (a ti, no a los demás), pero eres genial tal y como eres, te lo aseguro (te lo he dicho antes, lo sé mejor que tú mismo) y estoy segura de que si nos conociéramos podría decir 25 cosas buenas de ti antes de encontrar una sola mala… ¡Sigue así!

Nos vemos en el siguiente post, te espero!

“Conocemos Pinterest con… “

Soy una fiel defensora de las posibilidades que Pinterest ofrece a empresas y particulares y mi pasión es tal que cuando el año pasado mi profesor de comunicación buscaba a alguien para hablar de Pinterest, no le quedó otra que dejarme explicarles a mis compañeros de primer curso las bondades y beneficios que ofrece la página web y la App.

Si habéis leído alguno de mis post sobre Pinterest, os habréis dado cuenta de que una vez que comienzas a usarlo (a conciencia), te engancha de tal manera que es imposible que no te guste (salvo pequeñas excepciones, claro).

Pinterest

Por tal motivo les propuse a mi compis de primero una serie de actividades a cumplir donde buscaba que aprendieran a usar la herramienta de la forma más práctica posible;

“Mi meta era que aprendieran a usar la aplicación por ellos mismos, que exploraran todas las posibilidades que ofrece y que la actividad les sirviera para el proyecto del próximo año.”

Tengo que decir que fue la actividad más complicada que he afrontado en los dos últimos años: lidiar con 40 personas, cada uno con su forma de trabajar e intentar que todos recibieran sus dos puntos para que nadie saliera perjudicado por la dificultad que entrañaba, no fue tarea fácil.

No soy profesora ni nunca me ha interesado serlo; si os digo la verdad, soy malísima explicándome cuando quiero comunicar algo y tampoco tengo demasiada paciencia cuando se trata de comprender que hay personas que no tienen mi mismo nivel… Soy un desastre como persona, como alumna y mucho más como profesora. Además, tengo pánico escénico y odio tener que exponer delante de un montón de gente… Sin embargo, cuando estoy enfocada en algo que me gusta, intento trasladar eso al resto con mucha pasión y con un entusiasmo desbordante.

Aunque pueda parecer que la actividad era muy complicada, no se les pedía nada extraordinario: piensa en un negocio en el que quisieras trabajas o te gustase emprender, crea un usuario de Pinterest acorde con tu marca personal, crea un tablero compartido (oculto o no) en el cual debes adjuntar 25 pinnes relacionados con la idea de negocio, escribe 3 tuits y comparte un par de imágenes en Twitter desde tu tablero. Aquí os dejo un tablero con un resumen de lo que hicieron…

Casi morimos en el intento…

Tableros sin compartir y/o rellenados a mitad, usuarios de Pinterest que se basaban en un mismo patrón sin marca personal o sin personalidad; 25 imágenes iguales, centradas principalmente en el producto a vender, pero no en la idea de negocio en sí; tuits a mitad, usuarios privados en Twitter que no aparecen en el hashtag de clase, actividades fuera de tiempo…

Lo más gracioso es que meses antes, mientras preparaba la actividad, mi primera intención era centrarlos en la idea de que el ser humano intenta siempre escaparse del trabajo complicado y que es más común que aplique la ley del mínimo esfuerzo… Por lo que Pinterest era una herramienta perfecta para que de un sólo vistazo pudieran acceder a la mayor información posible… Además de ésto, la segunda parte se centraba en que todos procesamos la información de manera distinta; frente a una misma idea, cada uno la representa de manera diferente, por lo que cuanta más variedad de información tengamos, más fácil será canalizarla en nuestro beneficio.

Una vez comenzó el desarrollo de la actividad, mi presentación cobró más fuerza sin quererlo, impulsada por el trabajo y la actitud de mis compis. Muchos no habían leído bien la actividad, no habían hecho caso de mis recomendaciones, no habían leído mis post o directamente, habían hecho lo que habían querido con la actividad sin pensar en las consecuencias que tendría.

Lo más gracioso de todo ésto, es que mi meta era que aprendieran a usar la herramienta para mejorar su marca personal y a la vez conseguir los dos puntos que necesitaban para no llegar a un examen. Sin embargo, no podía hacer nada más que dar parte de su participación. (Yo no pongo notas, no soy profesora, sólo informo de quién cumple las normas y quién no…) Así que me pasé dos semanas, intentando motivarles y animando a los rezagados para que no perdieran los 2 puntos…

A pesar de todos los contratiempos habidos y por haber, tengo que decir que cuanto más desmotivados o atrasados estaban ellos, más motivada estaba yo en hacerles entender la actividad y que aprendiesen con ella. Tengo muy claro que cuanto más desmotivado está tu entorno, más debería el que está a la cabeza demostrar su motivación y entusiasmo:

Somos nosotros, lo que estamos al frente, los que debemos encauzar a las ovejas perdidas hacia el fin a alcanzar, por medio del ejemplo: la motivación y el entusiasmo como fin…

Creo que ahí mi profesor de marketing me dará la razón, es su vivo ejemplo: cuanto más odiamos la parte comercial, más él se encarga de mostrarnos su utilidad en el futuro de nuestra profesión. Nunca desfallecer, nunca rendirse…

Me gustaría felicitar a aquellos compañeros que no me defraudaron y que no sólo afrontaron la actividad con entusiasmo y ganas sino que se esforzaron en hacerlo lo mejor posible (no sólo importaba si la actividad estaba bien o mal, sino el empeño y las ganas de aprender), muchas veces, por encima de sus posibilidades. ¡Mil millones de gracias!

Sé que hubo compañeros que no estuvieron de acuerdo con la actividad, que se sintieron presionados por las exigencias de la misma y que no participaron con entusiasmo porque sencillamente no les interesaba; sólo puedo deciros que seguramente vais a encontraros con situaciones diarias en las que critiquen vuestro trabajo u os fuercen a hacer algo que no os gusta, pero que la actitud que mostréis frente a ellas, siempre intentando conseguir que el otro no se sienta atacado sino aceptado aunque no compartido, será importante a la hora de sacar el trabajo de la manera más cómoda posible. Lo recordareis el próximo año, os lo prometo…

Quiero agradecer tanto al profesor Jose Miguel como al centro la oportunidad que me dio, por el apoyo y por las facilidades ofrecidas y por creer en mi más que yo misma, gracias.

Quiero agradecer a mis mentoras Adriana González y Mónica Cillan, por los ánimos y apoyo incondicional. ¡Gracias!

También me gustaría dar las gracias a todos los alumnos de 1º de Administración y Finanzas de FP Superior del Instituto IES Cartuja por su implicación, apoyo y participación en la actividad, ha sido un verdadero placer trabajar con todos vosotros, espero que os haya servido la experiencia al menos una mínima parte de lo que me ha servido a mi.

Finalmente, una pequeña reflexión:

Soy una persona crítica, todo el mundo que me conoce lo sabe, a veces malinterpretada porque suelo decir las cosas tal y como las pienso sin tapujos, otras veces porque molesto demasiado cuando toco el botón equivocado…

Pero he estudiado en los suficientes centros como para reconocer cuándo existe una preocupación por los alumnos y ésta se refleja en darles las herramientas suficientes para que por ellos mismos puedan salir al mundo exterior y sobrevivir entre la jauría. Mi centro es uno de ellos. Es posible que haya mejoras a aplicar, es muy posible. Pero la crítica, sea constructiva o no, tiene muy claro que es un lugar del cual nadie sale indiferente.

Respecto a la clase para la que se preparó este proyecto (comunicación y atención al cliente), tengo que decir que se sigue una metodología diferente a lo que todos estamos acostumbrados, pero trabajar con tantísimos profesionales del gremio te deja huella para siempre… Doy fe.

Creo que ya es hora de hacer por los alumnos algo más que meterles con cuchara conocimientos preestablecidos, creo que es mediante la experiencia y profesionalidad de otros, mediante el autoconocimiento y mediante la iniciativa propia por lo que se forjan los mejores profesionales. No tengo duda.

Por último, volver a dar las gracias a todos aquellos que han hecho posible esta aventura. Muchas gracias a todos y espero que os haya servido para algo, ahora y en el futuro. ¡Suerte!

Nos vemos en el siguiente post, te espero!

 

NOTA: Os dejo el Hashtag de clase, no os lo perdáis: #CyACartuja

7 razones por las que deberías usar Pinterest para promocionar tu marca personal

El curso pasado me la pasé escuchando hablar constantemente de “marca personal” pero no fue hasta hace poco que entendí lo que realmente significaba… Usar las redes sociales para exponer tu marca personal y mejorarla no parece muy difícil pero os aseguro que cuando se trata de definirte y darte a conocer, no es lo mismo usar LinkedIn que Instagram.

Todos hemos podido ver como cada red social evoluciona hacia un usuario con unas características concretas, por lo que Pinterest podría pasar inadvertida para aquellos que no tengan interés en los medios gráficos, sin embargo, nada más lejos de la realidad; Pinterest puede ofrecernos una serie de oportunidades que (quizás…) no podamos encontrar en otras redes sociales:

  1. Mostrarle al mundo aquello en lo que eres bueno: En un sólo golpe de vista puedes enseñarle a todos cualquier habilidad, tan sólo tienes que crear un tablero, subir las imágenes que te parezcan y colocarlo en la categoría que más se aproxime. Os aseguro que si buscáis un poco podréis encontrar más de 200 usuarios (salidos de la nada) que comparten tus mismas inquietudes, ¡así que ala… a hacer amigos pinteresteros!
  2. Empápate de información: Todos somos buenos en algo pero no somos buenos en todo, ni incluso aquellos que son los mejores en su campo dejan nunca de aprender cosas nuevas. Pinterest te da la oportunidad de encontrar información de forma rápida y eficaz sobre el tema que estés buscando.
  3. Seguir a influencers: Aunque tengo un post pendiente sobre los Influencers, lo que por ahora puedo deciros es que Pinterest es una maravillosa herramienta para encontrar a especialistas en una materia, mucho mejor que cualquier otro buscador o red social, ya que no sólo puedes encontrarlos fácilmente sino saber cuales son sus inquietudes o gustos echándole un ojos a sus tableros.
  4. Asociarte con otros expertos: Hablaré más adelante de los tableros conjuntos, pero parece ser que por fin el mundo empieza a entender que el co-working en cualquier área es la mejor solución frente al exceso de “titulitis” existente. Puedes contactar con ellos o enviarles pines, primeramente para compartir gustos comunes y en segundo lugar, por que siempre podrás aprender de ellos algo nuevo (¡¡¡contactos, contactos, contactos!!!).
  5. Crear grupos con conocidos y con desconocidos: La unión hace la fuerza, seguramente ya lo habréis oído… Cuando trabajas con personas ajenas a tu entorno (proyectos personales y empresariales nacionales, europeos o internacionales) crear un grupo en Pinterest donde cualquiera pueda pinear y aportar ideas, siempre es un acierto (dirá mucho de ti si lo propones, ¡te lo aseguro!).
  6. Darte a conocer en otras redes sociales: Por suerte Pinterest ofrece la posibilidad de compartir pines con otras redes sociales. Como ya había comentado antes, compartir aquello en lo que destacas, siempre va ser un valor añadido a tu marca personal (¿Ahora mismo no eres demasiado bueno? No te preocupes, aprenderás poco a poco y los demás apreciarán más aún el progreso que has seguido, así que ¡ÁNIMO!)
  7. Crecer y mejorar constantemente (¡Ojo,sin presiones!): Aquello de salir de la zona de confort parece ser algo bastante usual en los tiempos que corren pero cuando se convierte en una presión constante por evolucionar y avanzar algunos se quedan bloqueados y aparece aquello del “ni pa alante ni pa atrás”.Mi consejo sería “sin prisa pero sin pausa”, Pinterest te ofrece infinitas oportunidades pero es imposible que las aprendas todas de golpe, paciencia…

¿Me dejas que te de un consejo? Puede que ahora mismos estés pensando: -Odio las redes sociales, ¿qué narices hago yo en Pinterest?-, -Es una moda pasajera- o incluso -Ya tengo bastante con las redes sociales que uso, paso de usar otra más- y seguramente tengas muchísima razón en todo; pero si me dejas te daré un único consejo, céntrate en utilizar todos los medios a tu alcance para darte a conocer, no importa si eres una persona sociable o no, usa todo lo que puedas y después, cuando ya lo hayas exprimido, decide si quieres quedarte con ella o no. Mientras tanto…

Nos vemos en el siguiente post, te espero!

D.A.F.O. PERSONAL: Conocerte a ti mismo para conseguir alcanzar tus objetivos.

Este mes, en la clase de Comunicación y Atención al Cliente estamos trabajando sobre la Marca Personal. Casi todas las actividades de este mes constan de conocerse mejor a sí mismo para así poder mejorar tu Marca Personal. En este caso, la actividad a realizar era la de crear un D.A.F.O. personal que te hiciera conocer tus oportunidades y cómo llegar a ellas por medio de tus fortalezas, reduciendo tus debilidades y por lo tanto desafiando a las posibles amenazas que se interpusieran en tu camino. Existen miles de amenazas, fortalezas, oportunidades y debilidades en una persona y creo que cada día que pasa van cambiando poco a poco, pero aquí va mi D.A.F.O a fecha 16/02/2015.

DAFO Personal

Creo que será muy interesante esperar unos meses o incluso un año y volver a realizarlo para ver como ha cambiado, así que si sois pacientes como para esperar todo ese tiempo, muy pronto veremos si realmente funciona o no.