Pinterest: 10 Consejos para ser un PRO.

Allá por el 2010 me llegó al correo una invitación de una amiga mía que estudiaba en EEUU para que me uniera a una red social nueva desde donde su profesora de cerámica ancestral (así se llamaba literalmente la asignatura en su universidad) la había invitado a ella. Casi 7 años después, sigo fascinada de cómo Pinterest puede ayudarte tanto en las tareas más sencillas como en las más complejas con el mínimo esfuerzo.

Nada más registrarme, por supuesto que cometí muchos errores, era una red social enfocada en “artistas” y gente del gremio con lo que para mí solo era algo así como un museo gigantesco. Pero con su evolución constante poco a poco se ha ido convirtiendo en una red social imprescindible para mi día a día.

Por ello y por la experiencia más que por la esplendidez de la que escribe, me gustaría compartir contigo 10 consejos que creo que te ayudarán a mejorar tu experiencia en esta gran  y poco conocida red social.

  1. Tu usuario: Elegir bien el nombre del usuario es la primera gran cosa que deberías pensar antes de meterte a crear nada en Pinterest. Es necesario que entiendas que siempre puedes cambiar el nombre de usuario desde la opción de ajustes pero que lo mejor que puedes hacer en una red social es no cambiar constantemente de nombre si quieres que la gente te reconozca. Debe ser un nombre que se identifique contigo, que cuando los demás lo vean sepan inmediatamente que se trata de ti. Ese es el motivo por el que puedes encontrarme bajo el seudónimo de Selenne Moon en todas partes, lo uso desde hace más de 15 años y es frecuente que algún amigo se equivoque y me llame Selenn (no se pronuncia la e final) en vez de llamarme por mi verdadero nombre.
  2.  Foto de perfil: Ya seas un profesional, una empresa o un particular, tu foto de perfil debería decir algo de ti mismo que la gente pueda reconocer a primera vista (como pasaba con el usuario). En muchos sitios recomiendan que uses una foto de ti mismo y no el logo de tu empresa, quizás con la idea de que sea una foto más cercana a los demás usuarios… En cualquier caso, yo te diría que uses la foto que quieras, pero que jamás dejes el usuario sin una imagen con la que identificarse. Yo no uso una foto mía sino que uso el logo del canal, que es casi una marca. Ocurre lo mismo en el resto de redes sociales, si ves la espiral y los colores correspondientes sabes que soy yo la que estoy compartiendo algo, es más fácil que una foto cambiante donde a veces no te reconocerían ni tus padres.
  3. Compartir con el mundo: Si algo debemos destacar en Pinterest es que acerca al usuario a esa experiencia tan espectacular que supone el 3.0; donde compartir con el resto es más importante que hacer dinero sin más. Compartir todo lo que sabes y lo que tengas en una red social como Pinterest es la mejor manera de encontrar aquello que andas buscando, te lo aseguro.
  4. Pinea y repinea: Como comentaba en el anterior punto (3) en Pinterest se acentúa la máxima de que “tú no eres el ombligo del mundo”, por lo tanto, si quieres darle el uso apropiado no repinees sólo aquello que tu subas o que pertenezca a tu página web, comparte también lo de los demás, recuerda que la competencia es sana siempre y que el cliente o usuario es el que elige lo que más le interesa a la hora de cubrir sus necesidades (aquello que hablaba antes del 3.0)
  5. Fotos propias vs Fotos ajenas: Ni tengo que decirte que en Pinterest está totalmente prohibido subir y compartir contenido que no sea propio, a no ser que ya exista en Pinterest (pinear) o que tengas un consentimiento del autor o autora, mejor si es por escrito. Me temo que aunque hagas las cosas como marcan las leyes Pinterescas, es probable que te llegue algún aviso más de una vez al año de que alguien subió una foto que pineaste y que no disponía de los derechos de autor (y al que estoy segura de que no le va a ir nada bien en temas legales, ojito con meterse con los señores de Pinterest que tienen su carácter!)
  6. Enlaces rotos: Otra de las características que suelen darse es pinear un pin sin ver si el enlace que lleva está roto. Es otra de las penalizaciones que los usuarios más condenan en ésta red social.
  7. No penalices sin motivo o se volverá en tu contra: Como todos los amantes de Pinterest saben, desde hace unos años, (fue la segunda gran novedad desde la liberación de las suscripciones) es posible denunciar a los usuarios que pineen o suban imágenes que no encajen con el entorno de Pinterest. Por lo que es frecuente que algunos usuarios con muy mala baba (trols) se dediquen a enviar mensajes abusivos en contra de algunas cuentas para que se las cierren a sus usuarios. Bien, desde hace unos 2 años, el equipo de Pinterest está usando el mismo golpe de efecto contra estos seres aburridos y tristes, si denuncias una imagen o a un usuario sin motivo, ellos mismos tomarán acciones legales contra el acusador mentiroso. ¡Bien por PINTEREST!
  8. Tableros desordenados ¡NUNCA!: Si tienes pocos pines y sobre todo al principio es muy posible que tus tableros sean un caos. Sin embargo, mi recomendación es que cada vez que uses un tablero lo hagas de forma ordenada, teniendo muy claro que vas a meter allí dentro. Aunque es cierto (me ha pasado un montón de veces) que en alguna ocasión se me han colado pines dentro de un tablero que no encajaba precisamente con la temática de la imagen; lo mejor es que intentes mantener tus tableros ordenador por tu bien y por el de los demás usuarios.
  9. Título y descripción: Si vas a subir imágenes propias, es muy importante que les pongas un título y una pequeña descripción para que aquel que vea la imagen pueda entender perfectamente de qué se trata. Esto ayuda mucho si son enlaces hacia post en blogs o hacia páginas web. Ayudarás a todo aquel que esté interesado en tus pines y te beneficiará el doble con tan sólo dedicarles unos segundos de tu tiempo.
  10. Sigue, sigue y sigue a todo el mundo: Así como en otras redes sociales lo importante es que te sigan, en Pinterest esto da una vuelta de 180 grados y se sitúa al otro lado de la balanza. Si quieres obtener la mayor información posible, compartir con el mundo todo lo que has descubierto y además enseñar aquello en lo que eres bueno, es muy importante que sigas tanto a tableros, temas como a pineadores de tu entorno. Como decía en los puntos 3 y 4, rodearte de gente de la que puedas aprender, sean o no competencia siempre es positivo para ti y por supuesto, para aquellos que a su vez, te sigan.

Hasta aquí os dejo los 10 consejos que yo daría para alguien que se acaba de meter en Pinterest por primera vez y anda un poco despistado, seguramente habrán muchos más (los hay) pero eso lo veremos en otros post, mientras tanto…

Nos vemos en el siguiente post, te espero!

7 razones por las que deberías usar Pinterest para promocionar tu marca personal

El curso pasado me la pasé escuchando hablar constantemente de “marca personal” pero no fue hasta hace poco que entendí lo que realmente significaba… Usar las redes sociales para exponer tu marca personal y mejorarla no parece muy difícil pero os aseguro que cuando se trata de definirte y darte a conocer, no es lo mismo usar LinkedIn que Instagram.

Todos hemos podido ver como cada red social evoluciona hacia un usuario con unas características concretas, por lo que Pinterest podría pasar inadvertida para aquellos que no tengan interés en los medios gráficos, sin embargo, nada más lejos de la realidad; Pinterest puede ofrecernos una serie de oportunidades que (quizás…) no podamos encontrar en otras redes sociales:

  1. Mostrarle al mundo aquello en lo que eres bueno: En un sólo golpe de vista puedes enseñarle a todos cualquier habilidad, tan sólo tienes que crear un tablero, subir las imágenes que te parezcan y colocarlo en la categoría que más se aproxime. Os aseguro que si buscáis un poco podréis encontrar más de 200 usuarios (salidos de la nada) que comparten tus mismas inquietudes, ¡así que ala… a hacer amigos pinteresteros!
  2. Empápate de información: Todos somos buenos en algo pero no somos buenos en todo, ni incluso aquellos que son los mejores en su campo dejan nunca de aprender cosas nuevas. Pinterest te da la oportunidad de encontrar información de forma rápida y eficaz sobre el tema que estés buscando.
  3. Seguir a influencers: Aunque tengo un post pendiente sobre los Influencers, lo que por ahora puedo deciros es que Pinterest es una maravillosa herramienta para encontrar a especialistas en una materia, mucho mejor que cualquier otro buscador o red social, ya que no sólo puedes encontrarlos fácilmente sino saber cuales son sus inquietudes o gustos echándole un ojos a sus tableros.
  4. Asociarte con otros expertos: Hablaré más adelante de los tableros conjuntos, pero parece ser que por fin el mundo empieza a entender que el co-working en cualquier área es la mejor solución frente al exceso de “titulitis” existente. Puedes contactar con ellos o enviarles pines, primeramente para compartir gustos comunes y en segundo lugar, por que siempre podrás aprender de ellos algo nuevo (¡¡¡contactos, contactos, contactos!!!).
  5. Crear grupos con conocidos y con desconocidos: La unión hace la fuerza, seguramente ya lo habréis oído… Cuando trabajas con personas ajenas a tu entorno (proyectos personales y empresariales nacionales, europeos o internacionales) crear un grupo en Pinterest donde cualquiera pueda pinear y aportar ideas, siempre es un acierto (dirá mucho de ti si lo propones, ¡te lo aseguro!).
  6. Darte a conocer en otras redes sociales: Por suerte Pinterest ofrece la posibilidad de compartir pines con otras redes sociales. Como ya había comentado antes, compartir aquello en lo que destacas, siempre va ser un valor añadido a tu marca personal (¿Ahora mismo no eres demasiado bueno? No te preocupes, aprenderás poco a poco y los demás apreciarán más aún el progreso que has seguido, así que ¡ÁNIMO!)
  7. Crecer y mejorar constantemente (¡Ojo,sin presiones!): Aquello de salir de la zona de confort parece ser algo bastante usual en los tiempos que corren pero cuando se convierte en una presión constante por evolucionar y avanzar algunos se quedan bloqueados y aparece aquello del “ni pa alante ni pa atrás”.Mi consejo sería “sin prisa pero sin pausa”, Pinterest te ofrece infinitas oportunidades pero es imposible que las aprendas todas de golpe, paciencia…

¿Me dejas que te de un consejo? Puede que ahora mismos estés pensando: -Odio las redes sociales, ¿qué narices hago yo en Pinterest?-, -Es una moda pasajera- o incluso -Ya tengo bastante con las redes sociales que uso, paso de usar otra más- y seguramente tengas muchísima razón en todo; pero si me dejas te daré un único consejo, céntrate en utilizar todos los medios a tu alcance para darte a conocer, no importa si eres una persona sociable o no, usa todo lo que puedas y después, cuando ya lo hayas exprimido, decide si quieres quedarte con ella o no. Mientras tanto…

Nos vemos en el siguiente post, te espero!

10 tips que te ayudarán a mantener tu blog activo en vacaciones (100% asegurado)

En un post anterior (por si no lo has leído aquí te lo dejo), comentaba algunos de los motivos por los que era un error abandonar tu blog en vacaciones. Contar cómo hacer las cosas parece sencillo, pero llevarlo a la práctica puede suponer un verdadero quebradero de cabeza…

Igual que en el anterior post, mi intención es la de ayudarte con tu blog por lo que he pensado que, basada en mi experiencia como lectora de blogs (por que como blogger aún me queda un rato…), voy a intentar darte unos pequeños consejos que yo uso después de leer muchísimos blogs y que estoy segura de que te ayudarán a poderte ir de vacaciones sin sentir la presión de mantener tu blog activo.

1º. Preparalo todo con anterioridad:

La idea sería que durante el año vayas buscando ideas, información y realizando los post para que cuando llegue el momento no te pases la última semana escribiendo post como loco… ¡Organización, organización, organización!!!

2º. Crea un calendario de publicaciones (si no lo tienes ya!):

Supuestamente deberías ya saber que la mejor manera de asegurarte de poder llevar un blog al día y no morir en el intento es llevar un calendario de publicaciones (también conocido como línea editorial del blog). Puede ser una tabla de Excel normal y corriente o del tipo calendario mensual o incluso, tu propia agenda.

paper-606649

Para mi que soy del tipo visual, tenerlo en éstos formatos es mucho más sencillo que llevarlo en una agenda o tenerlo en el ordenador… Pero es sólo mi opinión, usa el que mejor te convenga, pero ¡úsalo! (luego me lo agradecerás…)

3º. Escribe sin parar hasta que no sientas los dedos (broma, ¡sorry!)

Si eres como yo que se te van ocurriendo las ideas de pronto por purita casualidad puede parecer un poco complicado, pero seguro que tienes algunos temas en mente desde hace tiempo de los que quieres hablar… ¿Que tal si les dedicas unas pocas horas en tu tiempo libre y planificas todas las entradas de tu mes de vacaciones? No hace falta que sean post excesivamente largos, sino algo cortito, fresquito y enriquecedor, que no afecte demasiado al tráfico de tu blog pero que tampoco te suponga pasar días sentado pensando en qué hacer…

4º. Acorta la extensión de tus post:

Puede ser con un vídeo resumen, una infografía, algún enlace a otras páginas… todo lo que te ayude es bienvenido. En vacaciones, sobre todo los meses de julio, agosto y septiembre, los suscriptores suelen usar mucho más el teléfono móvil que el Pc, así que una entrada cortita, que no te suponga demasiado tiempo pero que sea interesante puede ayudarte a no saturarte antes de las vacaciones (y poder disfrutarlas luego, ¡claro está!).

5º. Programa, programa y programa!

No hay cosa más sencilla que programar los post para que salgan cuando tú quieras. Si estás usando WordPress como yo, te diré que es super sencillo, tan sólo prográmalo y compártelo en tus redes sociales (si, es cierto que puede ser que pierdas un poco de tráfico, pero estás de vacaciones, tomate un respiro!) de forma automática. No tendrás que preocuparte si tienes que realizar alguna escapada e incluso si has pensado en irte fuera durante las vacaciones, tu blog se mantendrá solito sin ti.

6º. No abandones a tus amigas las Redes Sociales:

Si, estamos de vacaciones que están para precisamente para desconectar. Pero las redes sociales son una parte muy importante de tu blog, por lo tanto necesitas seguir conectado en algún momento para contestar a suscriptores o para ver qué seguimiento tienen tus post. Además, una revisión rápida te ayudarán a encontrar nuevas ideas para futuros post, así que no te separes demasiado de ellas…

7º. Descárgate la aplicación del blog en tu móvil:

Decía antes que es necesario que descanses en vacaciones, estoy segura de que has preparado las mejores vacaciones de tu vida, sobre todo este año que tu blog va genial! pero a no ser que te vayas al extranjero y no quieras usar tu móvil o no te fíes del wifi que encuentres por ahí (la mayoría de hoteles tienen wifi, no es excusa, pero…); lo mejor que puedes hacer es descargarte la aplicación en tu móvil para poder tener un control de lo que está pasando en tu blog. Desde ésta aplicación (os hablo de WordPress, pero supongo que la mayoría serán muy parecidas) puedes contestar comentarios, ver tu tráfico, crear y editar nuevas entradas… Prácticamente lo mismo que desde la página de WordPress pero dando lo mismo que estés donde estés. Vuelvo a decir, sé que estás de vacaciones, pero como comentaba en el anterior post, si tienes un blog es por que te gusta y forma parte de tu vida, con lo que si te vas de vacaciones; deberías pensar en llevártelo contigo a todas partes.

8º. “Ayuda” a tus suscriptores a seguir tu blog:

Hace un tiempo, una amiga de blogger se quejaba de que su novio y yo (ambos de WordPress) nos seguíamos mutuamente pero a ella no la seguíamos… Pronto me puse a ver si habían opciones de seguirla y… ¡Las hay! Entrando al blog de otra amiga mía, vi que ella tenía una opción de suscripción a su blog, de manera que seas de la plataforma que seas, te llega al correo una notificación de que un nuevo post ha sido lanzado. Así que si no lo tienes, te invito a que lo hagas, verás como resulta mucho más fácil mantener a tus seguidores pendientes de tu blog.

9º. Reduce la frecuencia pero no la calidad (usa las sagas):

Si el resto del año publicas cada día, es muy posible que crear 30/31 post de la nada (todos de golpe, además) sea un problema. Así que por qué no crear post con menos frecuencia (un par de post semanales, por ejemplo) que se engloben unos en otros? Otra opción sería las “Sagas”, post más cortos sobre un tema concreto, que se puedan leer por separado pero que juntos construyan un gran post. Eso si, todos los cambios que se produzcan deberás avisarles por adelantado, recuerda que dependes de tus suscriptores y que por muy buenas ideas que tengas en mente, sin ellos no eres nada en el mundo bloggero.

10º. Avisa a tus lectores del cambio (aunque no se note…):

Pero se nota. Mis post andan por las 800/1200 palabras. Imagínate si de pronto un día empiezan a aparecer post de menos de 300 palabras… Lo más seguro que mis suscriptores pensaran que no tengo ganas de desarrollar los temas, o peor, que me he quedado sin ideas! Si los avisas, que te vas de vacaciones pero que vas a volver con ideas frescas y además, el blog sigue activo con interesantes y frescas ideas para éstas vacaciones, estoy segura de que tus suscriptores te recibirán de vuelta con los brazos abiertos.

Cartel cerrado por vacaciones

(Trabajo de clase realizado para la asignatura de Comunicación y Atención al cliente).

Lo más importante y lo que quiero dejarte claro es que :

No importa lo que hagas mientras sigas siendo tú mismo.

Tú y tu blog sois la esencia de lo que haces, si haces un cambio radical que no va con tu estilo sólo para mantener a los suscriptores, éstos se irán por donde vinieron a la voz de ya! (Y lo que es peor, ¡a otros blogs!)

No se trata de publicar por publicar, elegiste crear un blog por que tenías algo que mostrar al mundo que el resto no posee… No vayas a cambiar ahora por el simplemente hecho de tener que postear por obligación. Más vale un post bueno, hecho con amor y mimo, que 100 hechos por hacer. Haz lo que te gusta y dedícale el tiempo que necesite.

Te aseguro que si sigues estos pasos (y otros muchos más, por supuesto), tus vacaciones serán mucho más llevaderas en lo que respecta al blog (respecto al resto, siento decirte que no me comprometo…)

Nos vemos en el siguiente post, te espero!

Los 5 tips de: ¿por qué no deberías cerrar tu blog en vacaciones?

Bueno, si os soy sincera, no nos vamos de vacaciones literalmente, pero el blog necesita un descanso y pensé que era el momento de darle otra vuelta de tuerca antes de comenzar el próximo curso (cuando no tenga tiempo ni para respirar y mucho menos para postear…).

Mejor diseño, nuevas secciones, nuevas colaboraciones… Requieren tiempo y el tiempo es dinero, sobre todo cuando tienes que buscar tiempo de aquí y de allá para hacer post decentes que la gente pueda, al menos, disfrutar leyendo. Yo no soy una experta, pero sé que hay gente que lee mi blog y me parece justo pensar en ellos a la hora de tomar mis decisiones bloggeras, ¿no creéis?

Pensando en ello, me surgió una duda… ¿Debería abandonar el blog durante todo el mes con la excusa de estar de vacaciones? (Ya os digo yo que no…)

Veamos algunas de las situaciones pueden ocurrir si dejas tu blog sin entradas de vacaciones y cómo solucionarlas…

1º. Bye! Bye! nuevos suscriptores: En nuestro país estamos de vacaciones, si. Pero en otros países no! Puede que tus post no sean en inglés y no puedan leerlos en todo el mundo, pero si escribes en español te diré que hay muchos otros países de habla hispana que quizás lean tus post (en mi caso, así es…) por lo que es muy posible obtener nuevos lectores o suscriptores en vacaciones.

2º. Adiós posicionamiento: Sé que el tema del posicionamiento está muy de moda últimamente, pero es cierto que si tu blog y tus entradas tienen cierta repercusión, dejar tu blog desconectado durante 1 mes puede suponerte no sólo una bajada de tráfico y sobre todo de posicionamiento sino una brecha de entrada para la competencia…

3º. Dejarle el camino libre a la competencia: Como comentaba antes, que alguien se meta en tu nicho es terrible, pero si encima, eres tú el que le dejas el camino libre… Mantener durante un mes un blog no cuesta demasiado, sin embargo, mantener a la competencia a raya…

4º. Emails y comentarios esperando en el aire: Si, te vas de vacaciones. Pero igual que no debes dejar de lavarte los dientes o hacer deporte (no, chapotear en la playa o piscina, no es hacer deporte!), tampoco debes ausentarte del mundo digital. Hoy en día, es casi imposible no acceder con un móvil al email o a tu blog, por lo que deberás tener en cuenta que aunque estés de vacaciones y cierres el blog, los comentarios en otros post o los emails deben ser contestados (quien algo quiere, algo le cuesta!) o tus lectores se irán a otro lado a buscar soluciones…

5º. Gestionar tus Redes Sociales: Yo gestiono mis redes en una hora o poco más al día (si fuera alguien famoso, pues tardaría mucho más, pero…). Supongo que la mayoría de vosotros les dedicáis menos, pero es que aquí una señorita usa unas cuantas… No se trata de que estés enganchado, que si te gusta y no te afecta a otras áreas, es genial!, pero si que trabajes tus redes sociales en verano igual que deberías hacerlo con tu blog (Si aún no estás convencido después de leer todo esto, no sé… Yo me acabo de re-convencer!)

Lo que pretendo deciros con ésto es que hagáis lo que hagáis, cuando tienes una responsabilidad, debes ocuparte de ella hasta en vacaciones. En mi opinión, un blog es una elección personal que debes llevar a cabo todos los días, por lo que si te vas de vacaciones, debes llevarte el blog contigo a donde vayas. Sin embargo, quiero recordaros, que tan sólo es mi opinión, como podéis ver existen miles de opiniones diferentes que os dirán lo mismo o lo contrario, ya como siempre, la decisión es vuestra si queréis tomar un consejo u otro.

Lo que sí os diré es que existen muchas opciones como programas las entradas con anterioridad, escribir los posts y dejarlos listos tan sólo para publicarlos desde el lugar de vacaciones (un click no cuesta nada de nada), usar infografías como temas de post (con la mención correspondiente) que los hagan más gráficos y menos complicados de mantener… Las opciones son infinitas, pero os aseguro que las facilidades que hoy en día tenemos los bloggeros para poder irnos de vacaciones sin dedicarle 24 horas al día a nuestro blog, son infinitas.

Mientras tanto, os dejo el siguiente enlace del blog, cuando buscaba información sobre el tema me pareció muy interesante así que, echadle un vistazo si queréis saber más…

comorelajarte

Nos vemos en el siguiente post, te espero!